Una gama completa de Especialidades

Los motivos para optar por los implantes dentales:

  • Por estética:
    Juegan un papel fundamental en este proceso. La pérdida dental no solo afea un rostro, sino que lo envejece ópticamente. Es lo que conocemos como envejecimiento facial secundario.
  • Por salud:
    La falta de piezas dentales impiden la correcta masticación. Es importante que nuestra dentadura nos permita alimentarnos con total normalidad.
  • Por la salud del resto de nuestros dientes:
    Cuando faltan piezas dentales, el resto de nuestros dientes pueden moverse e inclinarse. Ese espacio provoca que la masticación no sea la correcta al perder su función de oclusión entre ellos.


Ventajas de los implantes dentales:

  • Es la alternativa más conservadora puesto que el implante va unido al hueso y no a otros dientes.
  • La sensación al masticar es mucho más parecida a la de los dientes reales.
  • La durabilidad suele ser de 20 a 30 años.

Tipos de implantes dentales:

  • Implantes unitarios y múltiples:

Se colocan para sustituir un sólo diente o varios dientes, ya sea con una corona unitaria o mediante puentes fijos, o rehabilitando arcadas dentarias completas.

  • Minimplantes dentales:

Son implantes dentales pequeños roscados, de titanio y biocompatibles, que se colocan en el hueso con un procedimiento mínimamente invasivo. La carga inmediata es generalmente posible en la mandíbula y es recomendado para aquellos pacientes que presentan enfermedades que supondría un riesgo para su salud realizar una cirugía de mayor envergadura.

  • Sistema de broches y barras sobre 2 o 4 implantes:

Esta variante utiliza un sistema de broches o barras que permite un agarre de la prótesis a la boca, evitando cualquier movimiento indeseado y actuando como una dentadura natural. Puestas sobre 2 o 4 implantes dentales, estas prótesis suponen la opción perfecta para aquellos que buscan una variante que se pueda quitar y poner en cualquier momento.

  • Invisalign:

Es la solución de ortodoncia con alineadores transparentes para los que quieren tener una sonrisa perfecta pero que no desean que se vean los brackets en su boca. Este sistema se recomienda tanto en adolescentes como en adultos. Al ser una ortodoncia removible, podrás comer y beber sin temor de tener que limpiar luego los brackets. Necesitará tu colaboración y su uso continuado 22 horas al día pudiendo quitarlo para las comidas. Es uno de los sistemas de ortodoncia más escogidos en adultos que trabajan de cara al público y por adolescentes.

  • Brackets dentales:

Si tiene una mordedura deficiente, el dentista podría recomendar brackets u otro tipo de Ortodoncia para mejorar su sonrisa. Lo más importante en una Ortodoncia es una boca más sana. Si no se corrige una mordedura deficiente, podrían surgir otros problemas de salud bucal, entre ellos:

  • Caries dental
  • Enfermedad de las encías
  • Pérdida de dientes
  • Masticación y habla afectadas

Existen distintas formas de enderezar los dientes. El tipo de tratamiento ortodóntico que siga dependerá de sus preferencias y de las opciones que le proponga su odontólogo u ortodoncista. Los brackets tradicionales realinean los dientes aplicando presión. Por lo general, se trata de pequeños brackets adheridos a los dientes, conectados mediante un alambre, que periódicamente el dentista u ortodoncista aprieta para, de forma gradual, mover los dientes y la mandíbula. Pueden ser de metal o del color de los dientes. No todos nacemos con sonrisas hermosas, pero con una buena higiene bucal rutinaria y la pequeña ayuda de la Ortodoncia, se puede tener una sonrisa bella y saludable.

  • Prótesis removible:

Acrílicas completas o esqueléticas, son una opción tanto estética como funcional cuando no se puede colocar una prótesis sobre un implante dental. Además, es una solución económica cuando existe un límite de presupuesto.

  • Puentes fijos y coronas sobre dientes naturales:

Ideales para aquellos pacientes que conservan sus propios dientes, que actúan como pilares para colocar otros dientes fijos en su boca.

  • Prótesis sobre implantes dentales:

Se colocan sobre 6 u 8 implantes dentales según la necesidad de cada boca y su disponibilidad de hueso maxilar. Estas prótesis, como dice su nombre, son un elemento fijo a las encías y hueso, que funciona como si se tratase de la dentadura natural.

  • Prótesis removibles sobre implantes dentales:

Sistema de broches o barras sobre 2-4 implantes dentales.

  • Carillas dentales:

Son unas finas láminas que se colocan en la parte frontal de los dientes, cuya función es corregir su forma, color y posición; una solución completa y perfecta si lo que buscas es mejorar y rejuvenecer tu sonrisa.

  • Incrustaciones dentales:

Se trata de un proceso que requiere de un molde (confeccionado a medida por un laboratorio según el color deseado) que se une al diente utilizando cementos que permiten una adhesión fija y duradera. Es una opción de tratamiento donde respetamos los tejidos dentarios remanentes, tratamiento poco invasivo y muy estético, sustituyendo de esta forma los empastes extensos y tradicionales de amalgama.

  • Composite de resina:

La mejor manera de tratar las caries, pues es una opción estética y mínimamente invasiva.

  • Blanqueamientos dentales:

El tratamiento por excelencia para mejorar la coloración de los dientes, eliminando cualquier color o mancha indeseada provocada por el café, tabaco, algunos alimentos o incluso por otros tratamientos dentales como las endodoncias antiguas.

Si bien en muchas ocasiones la caries puede ser tratada con un empaste dental u obturación, hay otras en las que el daño sufrido por el diente es tan grande que se hace necesario recurrir a la Endodoncia.
Una vez realizada dicha Endodoncia, el diente se reconstruye para que tenga un aspecto natural, recupere su funcionalidad y no vuelva a presentar molestias al realizar actividades cotidianas, como comer.

El sangrado es la primera señal de aviso y se denomina Gingivitis, puede tratarse mediante limpiezas periódicas y una correcta técnica de cepillado.

Es la primera causa de pérdida dentaria en la población adulta, es muy frecuente y empieza a aparecer a partir de los treinta años, las encías sanas no deben sangrar y la movilidad dentaria es un síntoma avanzado de la enfermedad.

Si no se toman medidas cuando empieza a aparecer la Gingivitis ese sangrado e inflamación continuarán avanzando provocando:

  • Retracción de encías o sensación de diente más largo
  • Movilidad de los dientes
  • Aumento de la sensibilidad al frío y el calor
  • Sensación de quemazón o dolor en las encías
  • Mal aliento
  • Aparición de infecciones o flemones en las encías

Mediante las limpiezas profesionales y los consejos del dentista es posible controlar la enfermedad y paralizar el proceso destructivo en nuestro hueso, sin embargo, el tratamiento necesita de una importante constancia por parte del paciente pues la inflamación puede volver a aparecer. Los pacientes deben acudir a sus revisiones cada 6 meses y así minimizar el riesgo de reaparición.